La ciencia y tecnología de la apicultura.

UFCG-PARAIBA-BRASIL
Obreras

    La ciencia y tecnología de la apicultura.

La ciencia y tecnología de la apicultura moderna nos ha permitido obtener un producto alimenticio que funciona mucho mejor que el azúcar que está fácilmente disponible. El problema es que la temporada de producción es, desafortunadamente, estacional. Esto se debe a que las abejas son menos activas durante los meses fríos y ralentizan su producción. Desde fines de marzo a principios de agosto se produce la floración y la aparición del polen es abundante. Es la mejor época para que las abejas se alimenten. Es un misterio entender el parecido de las abejas con los humanos. La forma en que perciben los cambios en el clima, el ambiente y la organización de cómo viven se parece mucho a los humanos.

Costumbres

Si las abejas pudieran vivir como humanos, seríamos compatibles. Lo único que separa a los humanos de las abejas es que las hembras no están permanentemente en un ciclo fértil.  Donde los humanos solo tienen un período de gestación de 9 meses y pueden elegir cuántos hijos tienen. Existen lugares tropicales donde las abejas se reproducen constantemente sin interrupciones. Tras el vuelo nupcial en el cuál es perseguida por un enjambre de zánganos, la abeja Reina se apareará con 2 o 3 zánganos y será inseminada por 2 o 3 años. Años en los que seguirá poniendo huevos hasta que el esperma se agote.

 

La reina produce, una vez que se ha apareado, una puesta de 2000 huevos al día durante la estación de primavera. Puede vivir por otros dos años y luego, cuando su capacidad vaya decreciendo, las obreras criarán una nueva reina para sustituirá y hacerse cargo de la colonia. Básicamente, las abejas reinas tienen la tarea monumental de mantener una población fresca y joven. No todas las colonias son iguales pues aunque las diferentes especies de abejas tengan una vida similar, sus patrones y un calendarios de apareamiento pueden ser diferentes. Los humanos seguimos la misma pauta aunque nuestra necesidad de procrear no depende de cuando cambia la temporada o el clima.

Zumbidos

Las reinas se identifican por su zumbido, distinto del sonido que hacen los zánganos y de las abejas obreras cuando se comunican entre sí. El zumbido de la Reina es más agudo y está constantemente rodeada de zánganos y obreras que la protegen con su vida. Se sabe que vuelan a su alrededor incesantemente, haciendo que el ‘servicio secreto’ reaccione cuando la seguridad del ‘presidente’ se ve comprometida y violada. Atacarán cuando se sientan amenazados y protegerán a su reina a toda costa.

Misterios

Así de cerca está la naturaleza de la colmena de la naturaleza humana. Ese es el misterio que muchos apicultores están tratando de aprender. Relacionar la naturaleza de los humanos y su interacción entre ellos. Las colmenas son como una familia gigante dónde la mayoría de las abejas son hembras. Solo una de ellas es fértil y será la Reina. Ella será la que gobierne la colonia para continuar con la próxima generación. Los descendientes para continuar el linaje de la colonia. Esto es lo que hace que la ciencia y la tecnología sean interesantes para las abejas. También para los apicultores que mantienen sus colmenas para proteger y criar a una criatura indispensable para la vida del planeta.

Conclusión

Podremos concluir que las sociedades de abejas son como las sociedades de personas. La diferencia más visible es que vuelan y su capacidad de reproducirse sin parar durante 2 o 3 años, “a razón de 2000-3000 hijos por parto”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *