6. Lorenzo Lorraine Langstroth y el espacio abeja

6. Lorenzo Lorraine Langstroth y el espacio abeja 

 

El hogar es Fundamental

En este capítulo trataremos de Lorenzo Lorraine Langstroth y Espacio Abeja y uno de los temas más importantes de cualquier existencia, sea cual sea su esencia animal, la vivienda.
El ser humano siempre tiene en mente la vivienda como primer bien a poseer, antes casi que cualquier otra cosa, siendo incluso una parte fundamental de sus desvelos y preocupaciones financieras. Asimismo, también el instintivo reino animal consume grandes dosis de energía en encontrar un lugar apropiado para instalar su guarida. 

 De Inventor Multidisciplinar a Apicultor

    Apicultor nacido en Estados Unidos, inventó la colmena de cuadro móvil, la cual patentó en 1852. Esta estupenda colmena Langstroth, del mismo nombre que su inventor, desde entonces ha tenido una difusión prácticamente mundial. 

        Espacio Abeja

También descubrió el espacio abeja que es el lugar por el cual las abejas transitan entre los cuadros y en la colmena. No respetar este espacio de 5 milímetros hace que la abeja rellene el mismo con propóleos. Lo mismo ocurre si no supera los 9 milímetros, porque construirá un panal de cera.
Fue uno de los primeros apicultores en recibir y vender en Estados Unidos la abeja italiana (Apis mellifera ligustica), y describió las bondades productivas de esta raza.
Aunque existen varios tipos de colmenas, en mi caso he de reconocer que la colmena Langstroth es el tipo de colmena que uso pues ofrece las características ideales para acoger a las abejas. Además permite realizar de mejor manera nuestro trabajo. Es la colmena más usada ya que presenta unas dimensiones y medidas estándar que facilitan que sea más sencilla la adecuación de cualquier pieza, siempre intercambiables, que precisemos.

        Fabricando la colmena

Si os atrevéis a fabricar vuestra colmena, siempre deberéis tener en cuenta y respetar las medidas interiores y exteriores. No solo del espacio abeja vive el enjambre, punto crucial de la apicultura, sino también el largo, ancho y alto del cada una de las piezas que formarán parte de nuestra colmena.
Para la fabricación utilizaremos la madera más adecuada al clima en que estemos, en cuanto a resistencia al frío o calor, al agua y las diferentes temperaturas que se produzcan.
La madera utilizada bien puede ser pino, abeto u otra similar que nos sea fácil de encontrar.
Como ejemplo para obtener la madera, os diré que podréis utilizar pales de los utilizados para transportar mercancías en los camiones.  Cortadas adecuadamente os podrán servir para el fin deseado.
De todas formas y siendo sincero, si no tenéis práctica en la carpintería, yo no os lo recomiendo. Decidid qué vale más, el tiempo o trabajo que deberéis dedicar. Además el material apícola se encuentra fácilmente.  A un precio razonable os merece la pena. Además, deberéis contar con los suficientes conocimientos de carpintería y las herramientas adecuadas, para alcanzar los resultados deseados.
Así que sopesad los pros y contras y decidid si vuestro tiempo vale una colmena.

¡Salud y Suerte!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *