Comienza tu propio negocio de apicultura.

Comienza tu propio negocio de apicultura

Comienza tu propio negocio de apicultura, será un momento emocionante y divertido. En realidad será una tarea que dé mucho trabajo y consuma mucho tiempo. Gran parte de las personas que están en apicultura, en realidad lo toman como un pasatiempo. Pero tener un pasatiempo o una actividad como medio de vida son dos cosas completamente distintas. En la primera inviertes tu tiempo y, en algunos casos, un dinero limitado.  En la segunda se trata de tu sustento con el que estás tratando de ganarte la vida.

 

    Picaduras

La apicultura, dejando a un lado la cuestión de las picaduras, es como la agricultura. Debes que estar al tanto de las demandas del mercado y ser tecnológicamente inteligente. Gran parte del negocio dependerá de lo rápido que puedas producir un solo producto.

 

    Antigüedad

Sin embargo, aquí es donde aprenderá que la apicultura no es así. Si espera obtener una ganancias de forma rápida, olvídelo. El negocio tendría que haber estado en funcionamiento desde hace mucho tiempo.  Además, deberá de haber seguido las tendencias exigidas por el mercado.  Hoy en día es necesario tener un sitio web. Si no, considérese un fósil en el área de negocios, porque ése será su único enlace con resto del mundo. Comprenderá que es fundamental tener un sitio web,o al menos un blog, donde comparta sus experiencias y actividades apícolas.

 

     Compañías

La mayoría de las grandes compañías que comercializan la miel, trabajan con infinidad de pequeñas empresas apícolas que simplemente no están equipadas para manejar la producción masiva de miel y dedicarse a la venta. Además las pequeñas empresas no ganarán mucho, dado que les pagan la miel a peso y la cantidad promedio que cosechan después de haber pasado toda la temporada no es importante. Los apicultores comerciales promedian un par de miles de libras, pero los tienen que impulsar la producción si quieren promediar por lo menos $ 15-30 por año.

 

     Comercialización

Éste es un campo competitivo para vender miel y producir productos de cera de abeja, ya que la industria de la apicultura no funciona como una cooperativa, como lo hacen muchos agricultores orgánicos en la época en que trabajan juntos. La apicultura es un trabajo subcontratado y muchos de estas pequeñas empresas son subcontratadas por estas grandes corporaciones para producir miel bajo su marca y su línea de alimentos.

 

     Empresas y Contratos

La subcontratación puede sonar bien, pero también compiten por estos contratos otras muchas pequeñas empresas. El alto riesgo es que pueden perder sus contratos si las compañías que lo contratan no están satisfechas con su producción por cualquier motivo. Podría ser la calidad del producto a cualquier otro detalle. Es por eso que es un negocio arriesgado porque nunca se sabe cuál será el resultado y cómo funcionará el mercado justo durante la temporada. Esto es en lo que un apicultor se basa para hacer su previsión financiera, que es la cantidad que anticipan para hacer su inversión estacional.

Los apicultores tienen que basar su balance financiero a través de la previsión del buen o mal clima y la temporada con la demanda del mercado. Pero no siempre se puede predecir el buen clima, lo cuál es la mayor preocupación de muchos. Tienen más factores de los qué preocuparse que los agricultores, ya que puede marcar la diferencia que llueva y el clima más fresco es adecuado para los alimentos que cultivan. La apicultura depende de la actividad de las abejas y de lo bien que puedan producir la miel, ya que las abejas están más activas con ciertos climas y temperaturas.

En definitiva, si espera prosperar en este negocio, entienda que es mucho trabajo y mucho el tiempo que invertirá. Los resultados los podrá ver cuando esto funcione, a medio o largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *