Culleredo instala 200 trampas para capturar reinas de avispa velutina

Permitirá reducir la proliferación de nidos primarios y el riesgo para los voluntarios

.
                                       MARCOS MÍGUEZ

ELENA SILVEIRA 
CULLEREDO / LA VOZ 26/03/2018 10:41 H
La avispa velutina es una de las plagas que más quebraderos de cabeza están dando a los ayuntamientos del área metropolitana. Tanto es así que este insecto es la causa del mayor número de intervenciones por parte de los grupos municipales de emergencias y Protección Civil, sobre todo en la época estival. En Culleredo, por ejemplo, el año pasado recibieron 639 avisos por la presencia de nidos y consiguieron eliminar más de 400. El objetivo que el gobierno local se marca para la presente temporada es intentar frenar el crecimiento exponencial de estas colonias atajando el problema desde su origen. Es decir, capturando las avispas reina en cuanto salen de su letargo invernal. Así, miembros de Protección Civil comenzaron a instalar por todo el término municipal 200 trampas homologadas. Jorge Mallo Kunkler y Fernando Díaz Pita, dos voluntarios que centran su labor en la eliminación de los nidos, explican que ahora es el momento ideal para colocar los dispositivos ya que cuando las avispas se despiertan «saen cunha fame tremenda buscando algo doce para comer».
Las trampas, de color amarillo intenso, contienen un líquido elaborado con componentes de origen natural que es una auténtica «golosina» para las avispas asiáticas. Los voluntarios las están colgando en zonas donde se detectaron y eliminaron nidos con anterioridad y cerca de camelios y rododendros, ya que son los primeros en florecer cuando llega la primavera y a donde se dirigen las reinas para reponer fuerzas de forma instintiva. «Normalmente repiten as mesmas zonas, aínda que non a mesma árbore, porque saben que alí poden atopar alimento e hai a auga suficiente para construír os seus niños», explican los expertos. Para facilitarse el trabajo, el equipo de emergencias utiliza un mapa que localiza las áreas con antiguos nidos y los ámbitos municipales con más camelios. «Y allí donde vamos poniendo las trampas marcamos el punto en el mapa con una chincheta», aclara Jorge Mallo. «E como ves aquí [señala el plano], as zonas onde hai máis concentración de intervencións por niños de velutina son os ámbitos urbanos. De feito, priorizamos a eliminación daqueles que están próximos a recintos escolares ou parques infantís, por exemplo», añade.
La concejala de Seguridade, Marta Figueroa, indicó que el gobierno local apuesta por este nuevo sistema ya que a largo plazo puede suponer un importante ahorro económico al reducir las salidas de los camiones para eliminar nidos (un servicio de este tipo puede llegar a costar mil euros). Al manipular menos cantidad de venenos y toxinas también se aminora el riesgo para la salud de los voluntarios y, además, al eliminar las avispas reina también se destruye la posibilidad de que construyan el nido primario para reproducirse (cada una puede llegar a general otras 200 reinas antes de formar su colonia en el avispero secundario).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *