El Cambio Climático acaba con la miel

Urge impulsar la apicultura en todo el estado; trata la UAEM de conservar abejas

Mónica González
Los efectos del cambio climático dieron como consecuencia que la industria de la miel en el estado se vea afectada gravemente por la alteración de los ciclos, lo cual se suma al surgimiento de nuevas plagas y enfermedades que atacan a las abejas de manera indiscriminada, afirmó Eva Vianey Alquicira Ramírez, responsable del área pecuaria del Campo Experimental de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UAEM.
Alquicira Ramírez ejemplificó que cuando cierta planta debe florecer en primavera, debido al calentamiento global o al efecto que tiene, a veces florece antes o después y la abeja tiene un radar interno, por lo que sale a buscar un tipo de flor pero no la encuentra porque ya no está o ya no florece. Además, explicó que en ocasiones surgen varios florecimientos, pero el granizo derriba las flores, o bien, cuando en días nublados o con lluvias hay flores pero sin néctar, debido a que este se reduce por el agua.

“Nosotros vemos que este cambio nos afecta bastante y hoy tenemos incertidumbre sobre lo que pueda pasar en cuanto a buena o mala cosecha dependiendo del clima”, señaló.
Para atender este problema, reveló que algunos apicultores generan alternativas que permitan implementar temas relacionados con el clima, aunque reconoció que hoy en día es muy complicado buscar opciones sobre este ámbito. También mencionó que otro de los aspectos que afecta a este sector son las plagas y las enfermedades nuevas que atacan a las abejas, por lo que se vislumbra un panorama desolador.
La investigadora de la UAEM explicó que el día mundial de las abejas es un evento que se ha hecho recientemente porque apenas se incursiona para dar a conocer la importancia que tienen estos insectos en el medio ambiente y en la vida de los otros seres vivos. Es decir, la importancia radica en el tema ecológico y económico, porque comentó que México es uno de los principales países tanto productores como exportadores de miel a nivel mundial.
En Morelos, señaló que la situación de la abeja europea es buena porque hay mucha actividad apicultora en la entidad, la cual es pionera pues aquí se formó la primera empresa mielera que fue la Miel Carlota, que tuvo mucho auge y capacitó a muchas personas para que trabajaran en la temática.

El néctar de las flores se reduce con el agua: Eva Alquicira

El CIB comenzó a investigar en 2008.

Asimismo, indicó que existen diferentes tipos de miel en el estado por los diferentes climas que se tienen, ya que Morelos es uno de los principales estados productores de abejas reinas , por ello goza de excelentes lugares, ya que además cuenta con la abeja nativa que proviene de la Sierra de Huautla, aunque no se ha explotado del todo y el objetivo es enfocar los esfuerzos hacia esa área.
“Lo que hacemos en la facultad es empezar a crear conciencia y buscar la conservación de las especies nativas”, expuso.
Como apicultura, Eva Vianey comentó que los datos sobre la producción de miel varía porque depende de la temporada; sin embargo, mencionó que el año pasado fue una temporada buena porque tuvieron una buena cosecha. No obstante, comentó el caso de 2016, año en el que tuvieron resultados negativos a consecuencia del cambio climático, por lo que no se produjo la miel que ese esperaba, lo cual demuestra que la producción se relaciona por cómo se conduce el año. En tanto, mencionó que en promedio una colmena produce más o menos 20 kilos anuales.
La investigadora informó que el consumo de miel es interno, lo cual evidencia que la gente consume más miel que en otras regiones y, por lo tanto, la producción no da para exportar, pues la miel que se consume tiene fines terapéuticos aunado a que se producen derivados de colmena, es decir, cosméticos, cremas y jarabes que reactivan la economía del estado.

Investiga UAEM sobre Apicultura
De forma paralela, el Centro de Investigaciones Biológicas (CIB) de la UAEM, desarrolla diferentes líneas de investigación sobre apicultura, ya que de ella se obtienen diferentes productos, pero también tiene una importancia ecológica, puesto que las abejas son importantes polinizadores de plantas.
Guadalupe Peña Chora, profesor investigador del CIB, comentó que las investigaciones en esta área iniciaron en la Universidad desde 2008 para coadyuvar a la conservación de las abejas, con base en la abeja europea, ya que dos de los factores más importantes en su disminución son el ácaro varroa destructor y a nivel global el uso de herbicidas y agroquímicos en los cultivos.
Por lo anterior, desde el Laboratorio de Parasitología Vegetal del CIB, en el que cuentan con cerca de 40 colonias de abejas, realizan estudios con la bacteria Bacillus thuringiensis para detener este ácaro varroa destructor, los cuales desarrollan distintas líneas de investigación en las que participan otros centros de investigación de la UAEM y se involucran tesis de estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *