Labor conjunta entre el Gobierno de Caldas, Ica y Corpoica tiene como reto reactivar el sector apícola y volverlo más productivo


Para esto se capacitan a productores, con el fin de preservar las abejas
Manizales, 01 de mayo de 2018. Fortalecer y reactivar la cadena y el sector apícola en el departamento es el propósito del Gobierno de Caldas a través de la secretaría de Agricultura, el ICA y Corpoica. Para esto se realizan jornadas y seminarios de capacitación enfocados en el uso de biocontroladores y otras herramientas, que permitirían la preservación de las abejas y mejorar la polinización en los diferentes encadenamientos productivos.
El secretario de Agricultura, Ángelo Quintero Palacio, resaltó: “debemos levantar un diagnóstico juicioso de la situación de los apicultores ya que no se tiene. Además, trabajar por la asociatividad y caracterizar las necesidades del gremio. Es necesario unir esfuerzos entre agricultores y apicultores para mejorar la productividad en nuestro territorio”.
La entomóloga de la Dirección Técnica de Sanidad Vegetal del ICA, Andrea Amalia Ramos Portilla, expresó: “estamos desde el ICA enfatizando en el manejo integrado de plagas y todo lo que tiene que ver con la implementación de buenas prácticas agrícolas para la protección de los polinizadores y controladores biológicos de las plagas. De esta manera, se disminuye el impacto del uso de agroquímicos en los cultivos y por ende, en las abejas”.
La apicultura en Caldas no sólo está planteada desde la miel y de los productos derivados de esta, sino que se traba en el uso medicinal, mediante metodologías que buscan mejorar la calidad de vida de los pacientes.
La apiterapeuta Amparo Valencia, quien lleva 20 años de trabajo con abejas y su uso medicinal, destaca las bondades de la apicultura, ya que la picadura de las abejas sirve para tratar enfermedades degenerativas como la artritis, la artrosis, la fibromialgia y otras  que causan dolor e inflamación.
El dato
La ONU declaró el 20 de mayo como el Día Mundial de la Abeja.
La cifra

Al término del 2017 se calcula que desaparecieron cerca de 15 mil 700 colmenas de abejas, tanto de miel como nativas, lo que representa un 30% de las existentes en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *