Vendiendo miel a un mercado local

 

 

Vendiendo miel a un mercado local

     Proyectos

Muchas personas que se aficionan a la apicultura buscando obtener, además de tiempo de ocio y descanso, unos ingresos adicionales vendiendo miel a un mercado local. Y, además de divertirse, obtener unos ingresos que financien su actividad apícola. Muchos apicultores deciden vender su miel y otros productos en el mercado más próximo, en un mercado local, a vecinos, familiares, vecinos y conocidos.

 

     Ferias y Mercados

Por lo general, montan un puesto en la carretera para exhibir sus productos, vendiendo la miel producida en sus colmenas junto con bayas, manzanas y vegetales que han cultivado en sus jardines. Si un producto es de calidad, su miel puede comenzar a aparecer en los puestos de las ferias y los mercados de agricultores. Algunos pequeños productores de miel obtendrán suficiente crédito local para vender su miel en las tiendas de comestibles locales.

 

     Apicultor Local

Los apicultores que venden sus productos a nivel local suelen tener solo unas pocas colmenas de abejas activas. La clave para una técnica de marketing local exitosa es proporcionar a los clientes un producto de calidad y un servicio personal que muestre buenas habilidades de relación con el cliente. Los apicultores que comercializan su miel generalmente disfrutan el contacto cara a cara con sus clientes. A menudo, la venta de la miel tiene tanto que ver con la amistad como con el producto.

Los apicultores que venden su miel localmente deberán interesarse activamente en su producto. Deben asegurarse de que su vitrina o expositor se mantengan limpios. Deben pasar una cantidad significativa de tiempo diseñando el paquete o encargar su diseño a una empresa especializada. Las botellas o tarros de miel deben ser de plástico transparente o vidrio. La botella debe ser atractiva, algo que llamará la atención de un cliente. Una etiqueta deberá estar pegada en la botella. La etiqueta debe ser clara y fácil de leer. En la etiqueta debe estar claramente impresa el tipo de producto, la clase de miel y el nombre del apicultor que produjo la miel. La botella de miel debe ser algo que el cliente querrá exhibir en el mostrador o la mesa de su cocina.

 

     Letreros

Si usted es un apicultor que planea comercializar su miel en un puesto de la feria o mercado, debe asegurarse de que tengan un letrero que pueda ser leído fácilmente por los transeúntes. Si decidiera poner su puesto un aparcamiento el letrero debería poder ser visto por los conductores. En letras grandes, el cartel debe indicar Miel a la Venta. El letrero debe ser llamativo, pero simple. Si el signo es complejo, los conductores no podrán leerlo. Trate de mantener la sombra sobre su puesto de trabajo. Un cliente cómodo tendrá más probabilidades de dedicar su tiempo y gastar algo de su dinero en la compra de su producto.

Vigila la miel que vendes. Si nota que alguna de las botellas de miel empieza a cristalizar, cámbiela inmediatamente por una botella nueva.

Muchos apicultores afirman que instalar una colmena cerca de su puesto de estacionamiento ayuda a atraer el interés de los clientes. Los apicultores exitosos distribuyen literatura apícola, lo que da a los clientes una visión que parece aumentar las ventas. Distribuir tarjetas que tienen recetas que usan miel le da a los clientes una idea de cómo pueden usar la miel que están comprando. Muchos apicultores fomentan la entrega de muestras gratuitas y promueven el gasto de tiempo para conocer a posibles clientes.

Cuando esté poniendo precio a su miel, asegúrese de considerar la demanda en esa época y el costo de todos los elementos adicionales, envases, imprenta, etc., que está utilizando para convertir su miel en un producto comercializable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *